Abundancia no es lo que crees sino lo que eres

Hace unos años atrás solía confundir la abundancia con lo material, con “El deseo de Tener”, “Pertenecer” y “Poseer”, siempre relacionado con lo material, relacionado con el convencionalismo del cual se mantiene hoy en día  una sociedad, para vivir “bien” hay que tener esto o lo otro, así serás reconocido por todos, te alabarán y sólo así tendrás el merecido respeto entonces lograrás el éxito en la vida. Este pensamiento en realidad nos limita a comprender la abundancia que ya somos, entonces esto genera la no paz y bloquea tu accionar que te llevará a tu propio sendero a lo que debes experimentar libremente y el éxito es estar aquí y ahora en esta maravillosa vida.

Dejame decirte que todos estos conceptos son interpretados desde el punto de vista de un pensamiento idealizado, es totalmente falso, no se puede ser feliz viviendo la vida de esa manera, ya hemos visto las consecuencias desastrosas que deja, en la relaciones humanas, entre sí, pero quiero decir algo, aquel ser humano que es feliz viviendo así es totalmente válido y no es juzgable, en el cual dicha persona tiene la decisión del como vivir y el modo que desea experimentar su vida con el aprendizaje que deba de incorporar.

¿Qué significa realmente ser abundante?

La abundancia tiene que ver con nuestra consciencia cuando ya sabemos quienes somos, automáticamente sabemos que no necesitamos más nada, más que a nosotros mismos. En ese momento empezamos a ser ricos, (creativos), nuestra mente se abre al mundo de posibilidades que está te da, para que se manifieste la vida en nosotros.

Es comprender que es el estado natural del Universo, nunca estás fuera sino todo lo contrario estás incluido en él, así como el sol siempre está arriba nuestro pero cuando hay nubes no logramos verlo, pero eso no quiere decir que no esté allí, está todo el tiempo.

Digamos que consiste en como uno utiliza los recursos y las necesidades que debe cubrir confiando en sus capacidades y su  paz interna de mente equilibrada, expandiendose, disfrutando lo que haces en cada momento indistinto del oficio a que te dedicas o el trabajo que realices, esa la mejor riqueza que existe.

En cambio si sufrimos es por que no comprendemos la abundancia que somos por ende le hacemos caso a las limitaciones que nos impone el pensamiento y entonces no hay paz.

¿Cómo puedes darte cuenta que eres la misma abundancia?

Sencillamente sólo debes confiar en ti mismo, de forma constante, ser leal a tus convicciones y asumir tus compromisos con responsabilidad, en este enlace te dejo lo que deberías de hacer antes Decide, y toma la responsabilidad de Amarte.

Deberás de darle ordenes a tu mente, para abrirte, arriesgarte, lanzarte hacía donde quieres ir, habla con cualquier persona, porque esa persona que llega a ti, te dará algo valioso para tu vida, una recompensa que tu solo podrás descubrir, y dar con las respuesta a tu propio rompecabezas de la vida que esta te regala para que continúes en tu abundancia. Convengamos que jamás te irás de tu abundancia.

La valoración de que eres importante en este mundo, por eso que estás aquí, te tienes a ti más que a nada en el mundo, existes y sucedes al mismo tiempo.

La incondicionalidad

Deberemos ser serviciales, estar al servicio de cualquier persona, con felicidad y entusiasmo, en cualquier circunstancia.

Para comprender esto debemos adentrarnos en que pensamientos o creencias nos imposibilitan llegar a tener la empatía hacía con los demás, entonces no me permito o me privo de generar conversaciones o encuentros que pueden darme un conocimiento interno para mi aprendizaje, creo tener un problema que no me permite poder relacionarme con las personas, siempre se parte de un pensamiento que no queremos contradecirlo.

Ser incondicional es ser con todos los seres humanos empático, que es una cualidad absoluta, entregarle y compartir toda tu predisposición, sin restricciones y sin condición alguna generando que las cosas sucedan porque partió de tu decisión y tomas acción, para mover las piezas de tu vida, causando efecto simultáneo como si se cayeran las fichas de un domino en un microsegundo todas juntas, pueden pasar millones de posibilidades para ti y también para la otra persona.

La confianza abre la puerta de la abundancia, como te he dicho anteriormente  pero es el compromiso contigo mismo el que hace que fluya lo que hay “detrás de la puerta”. 

Siempre será una decisión interna, asumida por cada uno; una decisión libre con un resultado obligatorio, puesto que se recoge lo que se siembra; si la persona se sintió obligada a hacerlo, ya no hay compromiso. La obligación en realidad no existe, es sólo una actitud que consiste en culpar a los demás de los resultados que uno obtiene. Mientras se culpe a los otros, de cualquier cosa, no se estará asumiendo. No se puede obligar a ninguna persona a hacer nada. No tiene nada que ver el valor  que se le dio a este concepto de forma dualista.

La falta de compromiso con uno mismo limita el acceso a la abundancia, la prosperidad, la salud y la felicidad de la persona. Por lo general, además, está sustentada en un falso principio de libertad: el de creer que si se adquieren compromisos se perderá libertad de acción e independencia, baja autoestima y no valorarse de sus capacidades y talentos.

Es importante comprender que la libertad existe solamente en el interior de cada persona, como la facultad de tomar sus propias decisiones y asumir sus resultados.

Bueno, te escribiré algunos ejemplos y ejercicios como para que tengas en cuenta a la hora de ver tus pensamientos sobre lo que tu crees de ti mismo, y cuestión de que puedas comenzar a entablar una conversación contigo mismo, e inicies a escuchar tu voz interna.

Todo lo que te lleve a identificarte con tu personalidad es ahí cuando debes comenzar plantearte tus creencias de lo que crees que eres, el cual te imposibilita tener calma en la toma decisiones interiormente de forma adecuada, mientras más te identifiques, con tu temperamento, sentimentalismos, más te costará lograr tu abundancia, es necesario que estes dispuesto a ponerte firme contigo, recuerda que debes ser fiel y leal contigo mismo asumir tu papel para ponerte en marcha sólo así lograrás tener la seguridad hacía ti que creías no tener. 

Ejercicios para entrenar tu mente:

Juega a Ceder, te dará la comprensión de amor renunciando a tener razón y evitarás confrontar.

Renuncia a quejarte, si te quejas de tu vida es porque debes de empezar a identificar que es lo que te tiene molesto y porque te estancas con esos pensamientos que no te conducen a nada, empieza a disfrutar de todo lo que hagas y de lo que no hagas también.

Siente como piensas, y no pienses como sientesTus pensamientos quieren quedarse en el lugar donde te tienen, entonces debes actuar de la forma contraria para que empieces adentrarte en la paz y el balance que quieres tener para avanzar en tu vida.

No te bloquespara expandir tu mente no debes frenarte con creencias o prejuicios, no te niegues ni te censures, ni muchos menos te creas menos que nadie. Examina otros puntos de vista y siempre piensa en soluciones y no en problemas.

Comunicate siempre a cada momento con cualquier persona, provoca conversaciones, pregunta siempre, perderás la vergüenza obtendrás mayor seguridad en ti, no seas conformista, mantén en productividad tu mente este se adaptará a todos los cambios que afrontes e incorpores. Todo esto te ayudará a no aislarte y entrar en conflictos que no existen y no habrá represión alguna.

Empatíafomenta el encuentro con cada ser como único para ti, sé compasivo, el desarrollo interior es un proceso interminable pero con esto se empieza, si te respetas y te valoras sabrás manejarte con respeto y valoración hacía los demás.

Considera que estás aquí por una razón de existir y esa es la mayor de las recompensas y regalo que la vida te ha dado, la sabiduría de tu vida es por medio de la incertidumbre en donde todo fluye de forma natural sin la necesidad de que las cosas seas de un color u otro.

Espero que te haya servido de utilidad este artículo, si deseas ponerte en contacto lo puedes hacer a través de la página y te responderé toda inquietud o consulta que tengas, te agradezco el pase por aquí. Feliz vida.

Acerca del autor: Andrés Palmieri

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.