El cuento de la depresión una mera ilusión

Mi propósito es formar y facilitar a las personas el modo para la toma de consciencia con respecto a su vida, para que vean que todo se trata de trabajar en el interior de ustedes, sentí que debía escribir sobre este tema que es muy necesario. Mientras escribía este artículo pensaba en las personas que se encuentran en este estado, en donde sus pensamientos los ata a esta situación y sienten que se encuentran  arrinconadas sin escapatoria, también fui una de esas personas que  ha tenido este estado, por eso este artículo voy a detallarlo de la forma más explicativa posible como para que puedan darse cuenta que todo se trata de un juego de la propia mente, si, efectivamente es un juego, que muchas veces no nos damos cuenta en un principio.

Es decir, es una mente controlada como si estuviera en un campo minado que estalla todo el tiempo, lleno de fuegos con todos los monstruos horribles posibles entre dragones, serpientes y escorpiones, pero ese campo lleno de explosivos, y todo ese cuento no existe.

Cuando tu cerebro te domina, en decir pensamientos, terminas digamos con la incapacidad de reaccionar, obviamente estás bajo patrones que lo manifiestas desde hace mucho tiempo pero te resignas a ser víctima de ello, hasta llegar a no encontrarle sentido a tu vida; lo cierto que este estado lo trasladas a tu cuerpo, por supuesto a no tener una mente sana, tu cuerpo tampoco lo está, porque tu estado es lo que proyectas y es lo que le trasmites a tus células, recuerda que tu le das las ordenas a tu mente todo el tiempo desde que te levantas hasta que te acuestas, y toda información negativa que envías con resistencia termina perjudicando tu salud, y puede agravar tu estado más profundo sin hacerte consciente de lo que tu mismo te estás haciendo.

Entonces, ¿Qué sigue?

Insomnio, pastillas para dormir, no se duerme, se piensa, se maquina, se cuentan ovejas pero resulta que esas ovejas se convierten en lobos, porque los sueños se van creando según el subconsciente entonces se sigue sin dormir. Los pensamientos no te dejan vivir, se agregan síntomas, envías información a tus signos vitales, a los ritmos corporales por medio de tu sistema nervioso, se pierde interés por la vida, eso mismo le comunicas a tu cuerpo, no conectas con nada, ni nadie, te empiezas aislar completamente de las personas, no prestas atención a lo que te dice la gente, te encuentras perdido en tu propia burbuja del tiempo, no estás en el presente, pero traes eso a tu presente sin darte cuenta.

La autoestima decrece, de una manera veloz, lo que realmente te mantiene en ese estado es un desencadenante, “UNO”, pero que has decidido no verlo, después hay otro más pequeño, hasta que ya te acostumbras a sumar, hasta que te vuelves esclavo de las emociones descontroladas.

Se te dificulta mucho sacarte esa sensación de tristeza porque ya eres propenso a eso, nada de lo que te rodea es de tu interés, percibes ataque y defensa constantemente, en todos y en todo lo que te rodea. Te sientes solo, que no vives, que nada haces, pero aún así continuas de la misma manera, en el abandono, odias tu trabajo pero no lo cambias, te quejas, y todo te parece pesado, desagradable, pierdes la esperanza en querer aliviarte, te ves como el mismo fracaso y quieres terminas con tu vida.

Si lo lees varias veces entonces ya sabes lo que hace un depresivo, la depresión no es una enfermedad, en realidad es una mera ilusión interpretada de tu propia mente.

¿Cómo que es mi mente?

Como te puedo decir, el bien y el mal, el paraíso y el infierno, en realidad conviven juntos, son la misma cosa, son uno, la propia mente lo crea así, pero si desarrollas tu consciencia sabrás que es una mente que une los dos polos, de esa unión sale la mente creativa, pero siempre ha sido una sola mente. Todo esta conectado y vivimos en un mundo maravilloso, y todos, vos y yo tenemos el privilegio y el regalo de poder experimentar este grandioso momento aquí y ahora. Lo que hay que trabajar es en ver ese sistema de pensamientos tuyos basados en programas o creencias que te han transmitido mediante tus genes y que perduran generación tras generación que te impiden hacerte más consciente de ti mismo, observa que dice de ti y poder incorporarlos para sumar a tu conocimiento de lo que es la experiencia vital de las decisiones que has tomado en tu vida, en cada momento e instante, en donde no existe “el camino” malo, bueno, ni fácil, ni difícil, ni ningún adjetivo que le quieras agregar, sólo existe tu elección, en otras palabras el propio sendero que recorrerás es el de tu interior. Y cada situación que venga a ti es una bendición, viene en gracia porque así debía de ocurrir, todo partió de tu elección, debes asumir la responsabilidad para poder seguir evolucionando como ser humano, y recrearte, reinventarte, ser tú, has venido a ser feliz y cada uno debe ir por el lado que mejor decida para su vida. Si tu decides avanzar para aprender, y sumar conocimiento para que tu mente se abra, mejor para ti, si decides deprimirte y dejarte dominar por pensamientos que son ilusiones también es una elección y una forma de vida que has elegido experimentar, también aprenderás de esa decisión, como verás todo lo hacemos nosotros mismos, siempre.

¿Mi mente me controla entonces, no soy yo?¿Cómo puedo salir de ese control?

Eres tu siempre, sólo te digo que tus programas o creencias convalidan un sistema de pensamientos sobre como ves la vida según la información que lleves y lo que hayas aprendido es lo que te controla, vas inerte sin darte cuenta que tu eres indirectamente quien lo hace y  que no estás en posición de comprenderlo.

Entonces sabes que ese sistema de pensamiento, te limita, te estanca, entonces no amplias tu visión ni tus capacidades creativas. Como salir, existen varias formas, que al final del artículo te escribiré un par de ejercicios para que vayas entrenado tu mente, no quiere decir con eso es suficiente pero para empezar asumir el control de tu vida, debes gestionarlo y también realizar tu proceso en el tiempo que lo necesites y sea el momento adecuado para ti, deberás tener la capacidad de integrar todo lo que has olvidado, para que puedas conseguir una vida llena de significados para ti. Como bien he dicho esto es un proceso, pero debes  empezar a responsabilizarte, saber de que tu has llegado a ese estado no siendo consciente de tus pensamientos, por ende es lícito y normal, esto se debe a que no se pone el foco en uno mismo porque has delegado tu vida entregándoles el poder de tus decisiones en manos de otros por lo que deberás volver a tu eje y es ahí donde está la lucha y la resistencia, que sientes no poder volver a tu equilibrio, al balance que no es más ni menos que tu paz mental.

La depresión es un patrón que tu has creado debido a un acontecimiento que hayas vivido o algo que se te haya manifestado en tu vida, que se volvió costumbre que persiste, un comportamiento idealizado y estereotipado, que empieza con una causa temprana, que luego se olvida, no se revee la causa, hasta que se convierte en tu “mejor aliado”.

El pasado lo traigo a mi presente

Cuando estás bajo una depresión, no vives en el presente, tu mente está en el pasado, se hace adicta, se arraiga en el pensamiento de no soltar cualquier emoción que se haya vivido, y constantemente se ve en el presente, entonces se niega, se resiste, se lucha contra si misma para mantener ese pensamiento, entonces sigues en el mismo lugar. Recordé la parte de una escena de la película Más Allá de los Sueños, en donde el mensaje está más que claro lo que quiere transmitir en esa parte. Él quiere hacerla adentrar en su propia consciencia para hacerle ver que es lo que se ha hecho y que puede tener otra oportunidad de vivir, pero ella se negaba, se resistía a abandonar esos recuerdos que le traían dolor. No podemos llegar a un lugar mejor sino aceptamos y soltamos aquello que nos ha tocado vivir, sea la situación que fuera, hablo de pérdidas, relaciones de pareja o familiares, ideas sobre los juicios o conflictos que nos generan nuestras creencias, etcétera, entonces hay que dejar de luchar, de resistirse al cambio y recibirlo con nuestro amor, abrazarlo y dejar fluir lo que debemos de comprender para nuestra enseñanza por este paso en la vida. Como cuando la tierra abraza la lluvia porque gracias a ella podrá hacer crecer la cosecha de lo que fue sembrado que será prospero y abundante, igual que tú.

Si entrenas tu mente, te darás cuenta que todo es una ilusión.

Si el estado no cambia, nos volveremos pesimistas, nos sentiremos derrotados y siempre esperamos lo peor.

Esto sucede porque hay poca actividad en nuestra mente, entonces al no estar entrenada se genera este estado, entonces como nadie nos ha enseñado, lo deberemos de integrar nosotros mismos.

Los antidepresivos no curan, bloquean nuestros pensamientos, pero son tan fuertes que aún así persisten con mayor intensidad, es como saber que tenemos basura bajo la alfombra, sabemos que debemos tirarla, pero la dejamos que siga allí y pronto se hará una montaña de basura.

Bueno lo más conocido es el estrés repetitivo, todo se debe a frustraciones, situaciones que no toleramos, ambientes, relaciones, el callar.

Si sabes que eres propenso a caer en este estado de la mente, es muy importante que enfrentes lo que se te presenta con celeridad y diligencia siendo cauto y atento porque así podrás detectar el pensamiento que te quiere controlar, entonces sabrás darle una solución efectiva para tu aprendizaje, el como actuaras a la altura de las circunstancias siendo tolerante de esa cuestión así podrás saber comunicarte ante ese acontecimiento que has experimentado.

Debes cambiar el chip del como ves esos programas y creencias que se repiten en tu vida y tu mismo dejas que suceda, es como cuando tu laptop en todos sus programas tienen un virus, lo que haces es ponerle un antivirus o la formateas, borras todos esos virus, y quedan los programas limpios para ser controlados por ti.

Para ir concluyendo, te escribiré ejercicios para entrenar tu mente. Me gustaría seguir explicando más cosas pero creo que con este artículo abarqué muchos temas importantes pero escribiré otros más adelante en detalle pronto.

Cambiar el paradigma de las creencias nocivas

“La culpa es mía”. Esto es totalmente falso, tu no eres culpable de nada, tu has hecho lo que hiciste que debías de hacer, punto, la culpa no existe, es una ilusión, se perdona esa ilusión, sólo existe la decisión en donde no le puedes exigir nada a nadie, ni nadie te puede exigir nada a ti.

Nadie es culpable de nada, ni tampoco existen los culpables, sólo existe la experiencia vital de cada ser humano, que ha tomado sus decisiones de lo que  ha querido experimentar para su vida, en donde allí adquirirá o no su aprendizaje sea consciente o no, donde nada es juzgable y forma parte de la vida que ha elegido, esto se lleva a acontecimientos, situaciones externas, siempre hay que ver lo que debo aprender de eso que me ha tocado afrontar a mi vida, no la vida de otros.

“No sirvo para nada, no valgo nada”. Bueno sabemos que esto es una falacia, tu sirves para todo, vales la vida que abundas, eres todo, posees talentos innatos de potenciarlos, eres creador de tu propia vida, como sientas que las debas de vivir, eres lo más maravilloso de este mundo que has venido para realizar tu propósito, solamente eres amor y creatividad.

No hay mejores ni peores eres tú dandole valor máximo que puedes darle a tu vida, siempre estás aprendiendo, como mejorar cada día como ser humano para aportarle tú valor a la humanidad, eres útil en todo lo que sientas y eres útil a la humanidad, a la Tierra que habitas y eres útil a tu naturaleza.

Todo me sale mal, siempre me sucede lo peor! Si mantenemos este pensamiento es probable que sigas igual. La cuestión es cambiar la visión, tener una mirada más allá de lo que acontece, preguntarte que debes aprender de esa decisión en la que ves que crees que todo te sale mal, algo que tengas que adentrarte en lo que estás viendo. Cambiar la forma, buscarle la vuelta, dejar de pensar negativamente. Por ahí es el momento que debas de empezar de nuevo, formular otra vez, diagramar otro punto de vista, soluciones siempre hay, están a tu alrededor, delante tuyo, aparecen cuando te liberas de esa creencia arraigada de forma negativa. Pide ayuda a quien necesites, no te consideres una carga, ni una molestia para nadie porque no lo eres para nada. Observa siempre esto, yéndote para el lado oscuro, te auto boicoteas, escúchate, debes generar que las cosas sucedan y recibirlas como se te presentan sin más, afronta, enfrenta, toma acción.

Mejor no lo hago porque me no sale como quiero. Las cosas nunca saldrán como las pensamos la vida es incertidumbre a cada momento, eso es lo maravilloso y lo sorprendente. Nunca sabrás como cambian las cosas, nunca te anticipes ni le pongas expectativas a nada ni a nadie, no esperes nada de nadie, sólo espera todo de vos, ve con calma, con paciencia, viviendo el presente y estate atento para actuar en tu juego, no necesitas más que eso, el futuro no existe, sólo existe tu formación y tu maduración interna que te llevará por el camino que desees transitar para tu felicidad, no le debes nada a nadie y sólo haz lo que debas de experimentar, eres un ser libre de elegir y vivir en donde quieras y probar todas las veces que te sean necesarias para tu sabiduría.

No sé que hacer en tal o cual situación y la gente no me acepta. Hay situaciones que poco podemos hacer pero harás todo lo que esté disponible a tu alcance, darás lo que tengas que dar, sin más que eso, debes estar satisfecho de todo lo que has hecho. También depende que situación puedes preguntar, buscar a alguien, y hacer consultas, observar mejor la situación en donde estás y lo que te toca aprender, aprende a escuchar, sácate el “no” y comienza a utilizar el SI. Pero algo que quede bien claro, aceptate tú, no necesitas la aceptación ni la aprobación de nadie, sé tu mismo siempre.

Cambia la forma de relacionarte, si eres apático (obviamente se debe a un programa o creencia, que me gustaría también darle un artículo aparte), pues se empático, si eres pasivo, sé activo, más productivo, si eres cerrado, abrete a la vida, tu mente se adaptará e integrará este cambio en ti, generas mayor energía en ti y en todo tu cuerpo y en todo lo que te rodeas lo expandes. Y lo más importante de todo es que hables, habla, no pares de hablar, permite que la gente te conozca, y  abrete a conocer a la gente, no te guardes nada, y aquí estoy para lo que me necesites, conversemos.

Acerca del autor: admin

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.