El paraíso está aquí, Tyrifjord.

Partía para el aeropuerto de Oslo, precisamente para encontrarme con mi viejo amigo de toda la vida, se encontraba allí junto a su esposa, en un lugar de Noruega llamado Tyrifjord, un pueblo lejos de Oslo. Ellos estaban trabajando para un colegio en un voluntariado que ellos habían elegido para realizar.

Viajé de Barcelona hasta Oslo, antes había pasado una semana en la casa de una excelente y excepcional persona, Raquel, que fue muy hermoso haberla conocido, su ser es maravilloso, y me enseñó su hermosa ciudad. Cuanto me ha enseñado de la vida y todo lo que he aprendido junto a ella, todos los momentos que he compartido y aprendido me lo llevo conmigo, su amor es indescriptible, es luz y felicidad, por cierto está es su web Crealidades. Entren y Conózcanla.

Al llegar a Noruega tenía una emoción que no tengo palabras para describir lo que sentía, nunca había experimentado algo tan real, me sentía muy feliz, de sentir, me encontraba en el estado único de la vida, no solo por viajar sino por sentirme tan vivo, no paraba de sonreír y sentirme parte de un todo. Al llegar a Oslo mis ojos brillaban como nunca, me sentía un niño otra vez con una paz en todo mi interior. Me dirigí a la casa de cambio para cambiar 50 euros a Coronas Noruegas para poder comprar el billete del bus que me llevaría a Vik la última parada para reencontrarme con mis amigos. El clima estaba fresco, como ya estaba por entrar el verano no oscurecía, el sol no se iba nunca, había brillo y luz las veinticuatro horas del día, era increíble.

IMG_7251

El bus salió puntual 18:00 horas hacía  Tyrifjord, el trayecto duraría una hora y media, como disfrute ese camino de verde, a pesar de que estaba nublado y llovía de a momentos, en donde se podía apreciar el sol de fondo, su luz me llegaba y me sacaba una sonrisa a cada instante, a cada minuto. Noruega tiene unos paisajes únicos, bellísimos, llena de naturaleza y montañas hasta vi ciervos corriendo por el campo tan verde como la esperanza.

IMG_7449

Cuando llegué a la parada del bus, mis amigos me estaban esperando allí, fue una inmensa alegría encontrarnos en está parte del mundo, no lo podían creer y fue totalmente improvisado la idea de ir a visitarlos, pero sentía la necesidad de verlos y bueno así se dio porque así lo quisimos.

IMG_7310

Estuve viviendo con ellos por unos 10 días en un internado, la hospitalidad que tienen es grandiosa, su labor es increíble, lo que hacen por esos chicos y chicas es inmenso, le dan apoyo moral, los escuchan, los acompañan, y hasta los ayudan a ver la vida de otra manera. Noruega tiene un alto indice de suicidios debido a muchas problemáticas familiares y sumando el clima difícil que hace durante seis meses en invierno además que no sale el sol en todo el día, sufren mucho de depresión crónica. Y los chicos viven condicionados con muchas limitaciones, con un valor agregado de su baja autoestima. Ellos trabajan mucho realizando las actividades físicas, recreativas y eventuales de la escuela con los alumnos y estuve observando el efecto que causan en ellos toda su labor desde su corazón y también llevando los ejemplos con la palabra sagrada de la Biblia. Uno de los momentos que observe y tuve el privilegio de presenciarlo, fue la comida que hacen en conjunto para todos, juntando a todos para que vengan a disfrutar un hermoso almuerzo entre todos, es el mayor acto de amor que se puede hacer y ellos lo hacen siempre! 

IMG_7260

Tuvimos gratas conversaciones, compartí mucho tiempo con mis amigos, y conocí otras personas excepcionales que me han enseñado mucho, porque siempre las personas que se nos cruzan en nuestra vida nos enseñan algo de nosotros mismos, y así nos vamos siendo mejores personas, y lo ponemos en practica para con los demás expandiéndolo, todo sale desde el corazón. Me llevaron a ver una vista paradisiaca de Tyrifjord, nunca había sentido “el sentir tanto”, bello lugar junto a su naturaleza, y sus atardeceres cuanto lo disfruté como nunca jamás lo había hecho en toda mi vida, una emoción de alegría inmensa, indescriptible.

IMG-20170610-WA0114

El propósito de tu vida te lo va marcando lo más profundo de tu sentir, ahí es donde encontrarás tu camino, a cada momento a cada instante, en cada persona que conozcas, porque te estará diciendo algo a de ti mismo, aunque no te des cuenta, algún día lo sabrás,y lo entenderás, confía en tus capacidades y nunca claudiques en realizar tus sueños, una frase que recuerdo con frecuencia y lo llevo conmigo siempre, un viejito que tocaba el Bandoneón en un tren de Buenos Aires “Solo el amor salvará al mundo”, y nada más, pero debes saber que ese cambió ocurrirá si tu cambias, el cambio empieza por tí.

El viaje a Noruega ha marcado mi vida, como el mismo viaje a Barcelona, pero ya escribiré sobre ello, y seguramente tú que me estás leyendo crearás cosas maravillosas, vamos no te demores, viniste a esta vida a brillar, ve por lo que sientes, evoluciona, y sé feliz.

Acerca del autor: admin

2 comentarios to “El paraíso está aquí, Tyrifjord.”

Tu puedesDeja un comentario o Trackback esta entrada.

  1. Creando Realidades - el 13 julio, 2017 a las 14:26 Respuesta

    Gracias por esta emocionante y conmovedora historia, testimonio experiencial de algo tan valiente y conmovedoras. Gracias por elegir el amor.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.