Evolucionar luego del sufrimiento.

Para mi es un privilegio estar aquí y ahora en esta tan maravillosa vida que me hace brillar de amor y poder coincidir contigo que estás del otro lado leyéndome, aquí me encuentro escribiendo para ti, siento una necesidad amorosa de escribirte, de hablarte de cuestiones que nos pasa como seres humanos, que sabemos que nos ocurren pero no prestamos atención a lo que acontece dentro nuestro, en esta ocasión te voy a contar del sufrimiento y como es que por medio de ello que evolucionamos como seres humanos.

La mayor parte del sufrimiento humano es innecesario, es creado por uno mismo mientras la mente no observada maneja tu vida.

El dolor que tú  te creas ahora es siempre una forma de no aceptación de algo, una forma de resistencia inconsciente a lo que eres. Por ejemplo:

En el nivel de pensamiento” la resistencia es una forma de “Juicio”.

En el nivel emocional” la resistencia es una forma de “Negatividad”.

En cualquiera de los casos el sufrimiento es inevitable mientras te identifiques con tu mente mientras seas inconsciente de lo que sucede dentro tuyo. 

El resentimiento, el odio, la autocompasión, la culpa, la ira, la depresión, los celos, incluso la más leve irritación todas son formas del sufrimiento. Podemos observar dos niveles de sufrimiento que te creas en el presente y el sufrimiento del pasado que vive en tu mente y en tu cuerpo.

Te escribo un ejemplo: Estás manteniendo una conversación con alguien, agradable, sin ningún problema, pero de repente toca un tema que a ti te hace ruido, te duele, te molesta, inmediatamente reaccionas con tu dolor que traes a tu presente desde tu pasado y en vez de hacerte cargo de tu sufrimiento, decides seguir manteniendo ese clavo en el pie, auto castigandote sin que te des cuenta, echándole la culpa o enojandote con la persona que te habló sobre ese algo que tu no quieres ver, esquivandolo una y otra vez, actuando de la misma manera. Te enfadas creyendo que la otra persona te daña pero en realidad tu mismo te haces daño, no hemos venido a este mundo para dañarnos, sino que todo lo ves siempre de la forma externa y no interna, ves el mundo con distintos ojos porque así decides verlo, tu mente es tu película y lo que proyectas será la película que transites, tu eres el protagonista siempre, los demás sólo tienen sus papeles secundarios que te ayudarán a realizarla para terminarla. 

Sin saberlo te vuelves adicto al sufrimiento sin darte cuenta, sin ser consciente de tu propia vida y encima lo que decides en base a eso que sufres será lo que debas aprender, recuerda que sólo eres responsable de tus propios actos, no eres responsable de los actos de los demás, nunca, jamás.

Las emociones:

La mente no son solo pensamientos como bien sabemos, incluye las emociones como todos los patrones de reacción inconscientes de tipo mental-emocional hasta pueden ser emociones transgeneracionales que nos han pasado a nosotros y se encuentran guardados hasta que sean activadas. 

Cuanto más identificado estés con tus pensamientos, gustos, odios, juicios e interpretaciones, es decir cuanto menos presente estés como la consciencia que observa, más fuerte será tu carga de energía emocional, seas consciente de ello o no.

La cuestión es que si tú no puedes sentir tus emociones, lo verás reflejado como un problema o síntoma físico. Si tienes dificultad para sentir emociones empieza por concentrar tu atención en el campo de energía interior de tu cuerpo, siente el cuerpo desde dentro. Esto también te pondrá en contacto con tus emociones. Debes querer conocer tu cuerpo siempre será un reflejo verdadero de tu interior. Así que observa tu emoción o más bien siéntala en tu cuerpo. Si hay conflicto aparente entre ellos el pensamiento será la mentira, y la emoción será la verdad.

En otras palabras debes sentir la energía de la emoción. Si no hay emoción presente lleva tu atención más profundamente al campo de energía interior de tu cuerpo, esa es la entrada a tu Ser.

¿Cómo evoluciono como ser humano?

La evolución como seres humanos a lo largo de los siglos se deben a nuevas realidades, que no dependen del grupo o sociedad de la época, depende solamente y exclusivamente del individuo o sea depende de sus estados de consciencia. Al acceder a estos estados se puede lograr un estado Superior de consciencia, esto genera una mayor compresión  de nuestra vida y sentimos que somos todas esas cualidades que creemos ver en los demás, como la compasión, generosidad, y el servicio al prójimo esto forma parte de ti, el cambio es interno y es ahí donde se generaría la consciencia colectiva promoviendo un cambio real, pero se ve saboteado constantemente por mecanismos de defensa, o por programas mentales de nuestra propia mente llamado Ego.

A medida que se logra la consciencia, esta es evolutiva en el ser del individuo. Es decir el individuo mismo logra auto conocerse, no sólo mejora en su calidad de vida sino que también abunda la felicidad en si mismo, desarrolla su potencial interno; se vuelve más fortalecido interiormente trabajando todos sus sentidos, logra un equilibrio mental y emocional de forma perfecta, libre de todo bloqueo y creencias limitantes, se vuelve inspirador para si mismo y para los demás, emprendedor, entusiasta y creador de nuevas proyecciones para su vida expandiendose hacía el resto llevándolo a su totalidad.

La consciencia PER SÉ incluye un proceso de integración o sea observar la propia mente y sus funciones, en otras palabras conocerse a si mismo, es decir comprobamos que nada de lo que creíamos sobre el sufrimiento o dolor existía, sino que lo hemos traspasado, es la experiencia misma de la comprensión completa de tu abundancia, de tu verdadero Ser.

Continuaré escribiendo para ti, y para todos sobre más temas en cuestión, puedes escribirme siempre y estaré agradecido de poder conversar contigo para seguir explorando nuevos caminos.

Acerca del autor: Andrés Palmieri

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.