“NO VAYAS” a la Quiaca.

Obviamente estoy ironizando con el título que le puse al articulo, voy a contarle que hay en la Quiaca, la última ciudad de la provincia de Jujuy y donde termina la Argentina.

La idea que tenía era volver a Humahuaca para Salta en un bus para poder tomar el vuelo de regreso  a Buenos Aires. Pero quería ir a la Quiaca, muchos dirán pero ahí no hay NADA!, mucha gente lo dice, te lo dice y te cansas de escuchar, “No vayas”, “Que no hay nada para ver“, “Te vas a aburrir”, “No hay nadie allí” y podía seguir. En fin yo igualmente quería saber que había en la ciudad de la nada, y como siempre hago lo contrario a lo que los demás hacen, me compré un boleto de micro y me fui a para la Quiaca, el último pueblo de la Argentina antes del cruce fronterizo con Bolivia.

Así fue que el bus partió desde Humahuaca hacía la Quiaca, pasando por toda la zona árida del Norte sobre Abra Pampa, Puesto del Marques, la intermedia, Pumahuasi, durante todo el trayecto se podía ver “llamas” que es el animal característico de esta zona norteña de Argentina.

captura-de-pantalla-2017-02-20-a-las-02-06-41

Llegué por la tarde, debía buscar un hostel pero, era época de carnaval y estaba todo ocupado, en la terminal de buses, aproveche para sacar el boleto de regreso a Salta al otro día por la tarde. Ahí fue que pregunté donde podría hospedarme que fuera barato y que tenga lugar, recomendaron el Hostel Copacabana, pero no estaban seguros de que haya disponibilidad. Me dirigí al hostel, muy lindo y grande, preguntamos si había un lugar y me dijeron que sí, que había una habitación compartida para tres, ni dudarlo le dije que la tomaba, me dio la llave, y subí para dejar mis cosas. El tiempo se había puesto feo, luego de que habíamos llegado se largó a llover con todo, se llovió la vida, y no pude salir a recorrer nada. La noche había caído, seguía cayendo gotas como si el cielo  se viniera a abajo con todo, solo quedaba esperar a que dejará de llover para ir al centro para comer.

El centro me encontraba a pocos metros donde me hospedaba, a las ocho de la la noche, paró de llover, y salí para allí. Encontré un restaurante muy sencillo y me pedí un plato de ravioles con salsa, sublime. Había caído la noche y no había mucho para hacer, el carnaval había terminado por esas horas, di un par de vuelta por el centro y me fui al hostel a tratar de descansar un poco.

Es un pueblo callado, tranquilo, no tiene grandes atracciones turísticas pero podemos pasear por la PLaza Independencia llena de vegetación y enfrente se encuentra la Iglesia del Perpetuo Socorro. La piedra fundamental de este templo fue colocada el 3 de junio de 1917 y su edificación fue realizada con piedra canteada.

dsc00733

Impecable, vale caminarse toda la Plaza Independencia esta rodeada de un verde única, no se olviden de llevar el equipo de mate. Se puede ir las viejas vías del Ferrocarril donde se encuentra el Cartel de la Quiaca, pero lo que se aprecia de este lugar,según pude observar es como te hablan los muros, sus expresiones, sus palabras.

dsc01871

Las escrituras en las paredes nos hablan, nos dicen como se siente un pueblo, se ve su voz, que muy poco son escuchados hoy. Cuestiones que pasan y pareciera que nadie ve, será que muchos hacen la vista gorda a las realidades de lo que pasa en nuestro país?, puede ser, pero si se habla de vida es porque realmente las palabras hablan que es lo único que tenemos tenemos que cuidarla y no desperdiciarla.dsc00744

Orgullo de su ciudad, murales que muestran su cultura y su identidad, un pueblo con el detalle de permanecer como si estuviera en la época colonial y en donde fue camino de muchos próceres que lucharon por la Independencia, y que fue habitada por ellos, una parada obligada antes del cruce de la frontera con Bolivia.

dsc01870

Su cultura pasmada en los murales, un arte maravilloso, todo esto se puede apreciar en la Quiaca.

dsc00761

Para muchos en la Quiaca dicen no encontrar nada, yo encontré un pueblo, que habla pero que nadie ve ni escucha, un pueblo sin voz, pero bueno yo encontré un lugar lleno de expresión y con eso me quedo, pero es solo mi percepción de lo que la Quiaca me transmitió.

Acerca del autor: admin

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.